El artista escoces Graham MacIndoe nos presenta un proyecto de packaging realmente extraño “All in, buying into the drug trade”. Durante sus años de adiccion MacIndoe se dedicó a coleccionar las papelinas de heroina que iba consumiendo.

Lo que se nos presenta es un producto totalemente comercializado, en el que se ha prestado especial cuidado en su naming, tipografía e imagen…
Todo con el deseo de llegar al cliente final… como cualquier otro producto.